Videos

Loading...

jueves, 3 de diciembre de 2015

Vice do Brasil

Vice presidente de Dilma patea el tablero con nuevo plan económico

Financial Times
Michel Teme propone que sean flexibles los límites obligatorios del gasto en el presupuesto de áreas como salud y educación, posición que enfrenta a Rousseff

Michel Temer, el vicepresidente de Brasil lanzó para su partido una nueva plataforma de política económica liberal que representa un quiebre radical con el programa de izquierda encabezado por la presidente del país Dilma Rousseff.
La iniciativa muestra la mayor fisura que existe entre el PMDB de Temer la agrupación política más grande de Brasil que incluye mayormente políticos regionales conservadores
, y su aliado oficial, el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.
Temer presentará hoy el programa que se parece a la lista de deseos de los mercados e inversores con propuestas para liberalizar las relaciones sectoriales y reformar el régimen de pensiones y el gasto estatal ante un Congreso del partido PMDB para su adopción.
"Este es un documento del partido para la Nación", señaló Temer, que con 75 años es presidente del PMDB, a Financial Times en una entrevista realizada en sus oficinas de San Pablo. "Si el gobierno quiere aplicar estas ideas, puede hacerlo. Este no es un programa a favor o en contra del gobierno", afirmó.
La nueva plataforma busca apuntalar las credenciales económicas de PMDB anticipándose a las elecciones municipales del año próximo y a las presidenciales en 2018 o para el caso de que Rousseff sea sometida a juicio político, aseguran los analistas.
Rousseff tiene mínimos niveles de aprobación, con la economía que se hunde 3% este año como parte de lo que está surgiendo como la peor recesión en Brasil desde los años treinta.
El lanzamiento del programa, llamado "Un puente al futuro" podría también ser un intento por recuperar parte de la credibilidad que perdió el PMDB por los escándalos de corrupción, opinan los analistas. Dos de las principales figuras del partido, Renan Calheiros y Eduardo Cunha, los jefes del Senado y de la cámara baja respectivamente, están siendo investigados por corrupción en el escándalo de la petrolera estatal Petrobras.
"El documento claramente es una señal de que el vicepresidente Temer se está presentando como una alternativa frente a un posible juicio político a la presidente", escribió Cristiano Romero, columnista del diario local Valor Económico.
En la entrevista, Temer desestimó cualquier sugerencia de que la plataforma estuviera relacionada con el juicio político o que fuera probable que a la presidenta se la someta a uno.
En cambio, dijo que el programa apunta a abordar los problemas estructurales de Brasil y a llevar el debate político a discutir el interés nacional, incluyendo dentro de su propio partido, el cual según él perdió el rumbo.
El PMDB, que es uno de los partidos más viejos de Brasil, prestó su apoyo a los últimos tres presidentes del país sin proponer candidatos fuertes propios en elecciones nacionales. "Hoy, el PMDB no tiene nada que decir y debe seguir apoyándose en sus logros pasados... queremos cambiar eso", agregó.
En su plataforma, el PMDB propuso que fueran flexibles los límites obligatorios del gasto en el presupuesto de áreas como salud y educación. El gasto obligatorio representa hasta 90% del presupuesto del país y hace difícil, si no imposible, hacer recortes en tiempos de crisis.
Como parte de eso, el documento recomienda al gobierno adoptar el "presupuesto base cero", una práctica común en el sector privado.
Con este sistema, el gobierno todos los años tendría que volver a evaluar, desde cero, sus gastos y programas para ver si se justifican y si se los puede solventar. Este proceso sería supervisado por un cuerpo legislativo y presidencial conjunto.
El objetivo es evitar un déficit presupuestario del tipo que amenaza con hacer trizas las finanzas de Brasil. El déficit este año pronosticado en más de 9% del PBI está elevando con rapidez el nivel de deuda del gobierno.
Otras propuestas incluyen flexibilizar las rígidas leyes laborales para que esté permitido la negociación directa de los salarios entre los empleadores y sus trabajadores, y reformas a la edad mínima de jubilación.
Si el PT aprobará los cambios, dijo Temer, "no lo sé".